DíaMAUX

 

(ANS – Roma) – ¿Cuándo comenzó Don Bosco a hablar y a escribir sobre la Virgen invocándola con el título de Auxiliadora de los Cristianos?  Es una pregunta recurrente en el contexto de la fiesta de María Auxiliadora. 

Por: P. Fedele Giraudi, SDB

El mes de marzo de 1853 Don Bosco inicia a escribir e imprimir las Lecturas Católicas y en 1854 imprime un calendario para los abonados y los lectores. En este calendario llamado “Galantuomo” del año 1860 escribe por primera vez el día 24 de mayo: “Beata Virgen Auxiliadora”. Y el año 1861 el santo escribe: “Santísima Virgen con el título bien merecido de: Auxiliadora de los Cristianos”, presintiendo de esta manera una fecha litúrgica memorable.

Esta indicación puesta en un almanaque, revela claramente que en la mente y en el corazón de Don Bosco maduraba el diseño de promover el culto de la Virgen María con el título de “Auxiliadora de los Cristianos”.

La Virgen comenzaba a estar presente en sus sueños. La noche del 30 de mayo de 1862 Don Bosco narraba a sus jóvenes el sueño de las dos columnas en medio del mar. Él manifestaba que había visto en una de las columnas la estatua de la Virgen Inmaculada, pero a los pies estaba un cartel que decía: Auxilium Christianorum.

Pocos meses después, la noche del mes de diciembre de 1862, al clérigo Pablo Albera, le dice: “Nuestra Iglesia de San Francisco de Sales es muy pequeña y no puede albergar más jóvenes. Construiremos una que sea grandiosa y más bellay le pondremos el título Iglesia de María Auxiliadora”.

Este deseo fue manifestado al mismo Juan Cagliero, que después fue cardenal. “Recuerdo que Don Bosco me dijo que meditaba la construcción de una grandiosa Iglesia digna para la Virgen Santísima”. 

Añade Cagliero - “Hasta ahora, decía Don Bosco, nosotros hemos celebrado con solemnidad y pompa la fiesta de la Inmaculada, porque el 8 de diciembre se dio inicio a nuestra primera obra. Pero la Virgen quiere que la honremos con el título de Maria Auxiliadora, los tiempos que corren son tristes, y tenemos necesidad que la Virgen nos ayude a conserva y a defender la fe cristiana. Y tu sabes otras razones – Juan Cagliero le responde a Don Bosco – Creo que será la Iglesia Madre de nuestra futura congregación, será el centro del cual brotará todas nuestras obras en favor de la juventud – Concluye Don Bosco – Has adivinado. La Virgen es la fundadora y la protectora de nuestra obra en favor de la juventud”.

 

 

ESAgrupal

 

La última jornada del encuentro, llevada a cabo el viernes  12 de mayo, inició con la Eucaristía presidida por Don Fabio Attard, SDB, Consejero General para la Pastoral Juvenil, su homilía giró en torno a la vivencia de la vid verdadera, Jesús. El padre Fabio hizo un paralelo de las tres palabras que nos ofrece San Pablo, las cuales podemos tomar como líneas de un discipulado salesiano: amor, conocimiento y discernimiento; al fijarse en estas tres palabras, se ve la misma triada del Sistema Preventivo – bondad, religión y razón.

Posteriormente, se realizó la sesión final de los minicursos, el espacio que quiso brindar a los participantes una “especialización” en un conocimiento puntual que impacta los procesos educativos de la escuela hoy.

Terminando la mañana, cada Inspectoría se reunió para definir cuatro ámbitos y líneas de acción para avanzar en el tema educativo y a partir de esto, los referentes de educación establecerán las orientaciones para el próximo trienio.

En horas de la tarde, los encargados de educación trabajaron por regiones con sus referentes, para construir acciones conjuntas. Luego estas acciones fueron presentadas a la asamblea como conclusiones.

El acto de clausura comenzó con expresiones de agradecimiento, en especial a todo el equipo de trabajo conformado por la comisión central y todo el personal de la Inspectoría San Luis Beltrán de Medellín, anfitriona de ESA IV. Por otro lado, se le agradeció al P. Miguel Ángel García Morcuende, quien acompañó la Escuela Salesiana América y quien termina su trabajo en el Dicasterio para la Pastoral y se dispone a regresar a su inspectoría de origen, Madrid. Así mismo se informó a toda la asamblea de ESA IV, los referentes para acompañar la escuela salesiana en el continente: el P. René Santos por los SDB y sor Ivone Goulart por las FMA. Finalmente, se presentó la Corporación Folklórica Tierra Antioqueña, del municipio de Copacabana, quien con cerca de 20 artistas en escena (músicos y bailarines) presentó el espectáculo “Con sabor a Colombia”, el cual hizo un recorrido por todas de las danzas representativas de las regiones del país.


La noche concluyó con un recorrido turístico por la ciudad de Medellín, el cual quería mostrar a los extranjeros participantes en ESA IV, los sitios representativos de la Ciudad de la Eterna Primavera.

 

CIF

 

Durante los días 17 y 19 de mayo, se reúne en la casa provincial de Medellín, la Comisión Insterinspectorial de Formación, conformada por las Comisiones Inspectoriales de Formación de COB y COM. Esta comisión interispectorial se encuentra cada año con el fin establecer criterios de formación comunes para las etapas de formación que comparten ambas inspectorías.

En la primera jornada, estuvieron acompañados por monseñor Elkin Álvarez, obispo auxiliar de Medellín y secretario de la Conferencia Episcopal Colombiana; en su intervención presentó el documento de la Congregación para el Clero titulado "El don de la vocación presbiteral".

Entre los demás objetivos del encuentro está el compartir los retos de la formación inicial y permanente de ambas inspectorías. La reunión de esta comisión culminará el viernes 19 de mayo, con una eucaristía  en la iglesia de Santa Laura Montoya.

 

 

457A2177

 

La tercera jornada de ESA IV, el jueves 11 de mayo, inició con la eucaristía presidida por el P. Natale Vitali, Consejero Regional de América Cono Sur, a quien acompañaron los inspectores del Brasil, presentes en el Encuentro Continental, el P. Orestes Fistarol (Belo Horizonte) y Francisco Alves de Lima (Manaos); además, estuvo con ellos el P. Fabio Attard, Consejero General para la Pastoral Juvenil de los Salesianos.

El P. Vitali hizo referencia al Evangelio del sembrador, y agregó que “es Dios quien siembra... ¿y nosotros qué hacemos?”. Igualmente insistió sobre la necesidad de ser como el agricultor del Evangelio de hoy: “Pedir al Señor de la mies un año más para muchos jóvenes que, sin nosotros, deberían ser enviados fuera”. Por otro lado, resaltó tres aspectos centrales de la educación: “en primer lugar, es oración”, “es trabajo hecho con pasión” y “es creer que todo joven puede llegar a Dios”. Finalmente concluyó que “Nosotros somos el agricultor del Evangelio de hoy. Debemos ser “misericordiosos” para con los jóvenes, aunque a menudo la sociedades no lo sean y, a veces, parezca que ni Dios lo sea”.

Posteriormente se realizó la mesa redonda del día, “La educación salesiana, una misión compartida entre religiosos y laicos”, que estuvo representada por el P. Luis Otavio Botassso (Brasil), Sor Fanny Alicia Dobronic (Chile), María Victoria Mónaco (Argentina), María Teresa Pereda Barrios (México), P. Marcelo Chávez (Ecuador) y moderada por Sor Arelys Paulino.

En este momento se concluyó que estamos invitados a formar parte de una encomienda especial que Dios nos comparte a religiosos y laicos desde nuestra identidad. Si la misión remite un envío o encargo que viene de Dios, el origen de la misión está fuera de nosotros mismos, nos trasciende pero también nos incluye.

La experiencia de misión compartida está en camino y la reflexión carismática sobre el rol de los laicos en la misión salesiana ha sido recuperada desde los orígenes pero queda mucho camino por andar e incertidumbres por recuperar.

También es importante resaltar que los seglares son corresponsables en los procesos institucionales, a través de la implicación significativa en el desarrollo de la propuesta educativa y pastoral.

Así mismo, siguiendo el legado de Don Bosco seguiremos optimistas en la formación de buenos cristianos y honestos ciudadanos, de forma corresponsable, compartiendo la misión salesiana y soñando en la construcción de una sociedad mejor.

Durante la tarde continuó la segunda sesión de los minicursos y más tarde, se presentó el Educabarómetro de Escuela Salesiana, exposición en la que Mireya Ardila (Colombia) y Francisco Varela (Uruguay), socializaron a los asistentes los resultados de varias encuestas aplicadas a distintos miembros de las CEPs de la Familia Salesiana en América, con el respectivo análisis de datos estadísticos, que permitieron visualizar las principales características del sector educativo.

Para finalizar la jornada, el Dr. Nivaldo Pessinatti, SDB, realizó la conferencia “Reactualización del Sistema Preventivo en las escuelas y CFP: corazón oratoriano”, donde precisó que existen grandes desafíos como que los consagrados pidan ayuda para ser significativos y proféticos. Posteriormente, hizo un breve recorrido sobre las temáticas de los anteriores encuentros de ESA y sugirió tener presente que el Sistema Preventivo es una verdadera experiencia espiritual y educativa, una manera de vivir y trabajar, y una oferta del Evangelio y la salvación de los jóvenes. Por tanto es importante entender que hoy el mayor desafío de nuestra acción educativo pastoral es entender a los jóvenes y sus circunstancias, previniendo y no reprimiendo, construyendo el PEPSI con ellos, convirtiéndose en compañeros de viaje de ellos, innovando y haciendo proyectos a su medida, con actitud de acompañamiento y gustando de lo que a ellos les gusta.

 

 

Página 1 de 28

Carrera 87A N° 32A-101- Barrio Belén Las Mercedes - Medellín, Colombia (Suramérica) PBX (574) 3416720

© 2015 Salesianos de Don Bosco Inspectoría San Luis Beltrán